Menos de 8.000 viviendas de alquiler residencial y más de 11.000 para turistas

Si bien es cierto que València se encuentra lejos del nivel de turistificación de ciudades como Barcelona o Madrid, el vecindario de la capital del Túria no hace más que ver cómo el número de pisos turísticos se incrementa en sus barrios, al tiempo que la oferta de vivienda de alquiler para los que residen en ellos no deja de menguar. Actualmente, son ya 11.138 los pisos turísticos en la ciudad de València, casi cuatro mil viviendas más de las destinadas al uso residencial (y el doble de lo que dicen las cifras oficiales), según los datos de la plataforma DataHippo, que aglutina el total de las plataformas de alquiler de vivienda turística que opera en la ciudad.

En concreto, según el Plan Estratégico de Vivienda para la Ciudad de València, en 2017 se registraron 7.523 viviendas dedicadas al alquiler residencial, cuando en 2014 el número ascendía a las 22.358, lo que supone una diferencia de casi 15.000 vivienda menos en solo tres años, casi el mismo número de hogares ofertados actualmente para el turismo. Se trata de cifras que explicarían, de forma tangible, la desaparición de oferta habitacional en las zonas céntricas de la ciudad en pro del turismo y que propicia que el vecindario residente en estos barrios, no pudiendo hacer frente a la subida del alquiler (entre junio de 2014 y enero de 2017 el número de viviendas asequibles ofertadas en el portal inmobiliario Idealista, de hasta 600 euros, se ha reducido en un 79 %), se vea obligado a migrar a las zonas periféricas de la capital del Túria, reservando el espacio central para aquellos que puedan desembolsar 200 euros por una semana en la ciudad.

Estas cifras ponen blanco sobre negro en la gentrificación sufrida en la ciudad que tanto tiempo vienen denunciando las vecinas y los vecinos de distritos como Ciutat Vella, Poblats Marítims o de l’Eixample. De hecho, son estos tres los distritos más turísticamente saturados. En especial Ciutat Vella, con 2.569 pisos en alquiler destinados al turismo, especialmente en los barrios del Carme y el Mercat, con 450 pisos turísticos cada uno.

 

Potser també t'agrada