Las cámaras de Ciutat Vella no han multado a nadie