El precio del alquiler en València alcanza el nivel de la burbuja inmobiliaria

El alza de los precios del alquiler continúa imparable con unas rentas que superan los 740 euros de media en la Comunitat Valenciana. El encarecimiento es especialmente intenso en la ciudad de València con una subida media del 9,2 % en el último año y unas rentas de 880 euros por una vivienda de 100 metros cuadrados, según datos de la plataforma Idealista. La capital del Turia ya está en los niveles de la burbuja inmobiliaria de hace doce años. «Hay muchos clientes que nos piden alquileres por 400 euros en València, pero no hay. Yo trabajo la zona de Blasco Ibáñez y el Marítimo y el alquiler por una vivienda de 40 metros cuadrados son 600 euros», asegura Vicente Díez, portavoz del Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (APIs) de València.

La subida continuada de los precios de alquiler se debe, sobre todo, a la falta de oferta unido al incremento de la demanda como consecuencia de la recuperación inmobiliaria. El coste se ha disparado porque las familias no pueden acceder a la compra (un piso nuevo en los barrios periféricos de València ronda los 200.000 euros) y se han lanzado a alquilar, reduciendo todavía más la oferta de inmuebles en el mercado. 

La situación es crítica en València, pero el problema se ha empezado a extender al resto de grandes ciudades valencianas. En el conjunto de la Comunitat Valenciana el coste de las rentas se ha incrementado un 6,5 % en el último año y el alquiler de cada metro cuadrado cuesta 7,4 euros. En la provincia de València un piso de 100 metros vale de media 800 euros, en la de Alicante 680 euros y en Castelló 590 euros, según los datos de Idealista. La localidad más cara de la Comunitat Valenciana es Alboraia con un alquiler medio de 1.170 euros al mes (en la playa de la Patacona se superan los 3.000 euros en primera línea). En el resto del área metropolitana de València los alquileres bajan ligeramente, pero tampoco son accesibles para todo el mundo. En Xirivella los pisos rondan los 640 euros, en Catarroja 600 euros y en Torrent 590 euros. 

En Alicante capital el alquiler cuesta de media 710 euros, en Benidorm (el municipio más caro de la Costa Blanca) 920, en Elx 520 y en Alcoi 440. La provincia de Castelló es más asequible. Una vivienda de 100 metros ronda los 610 euros en la capital castellonense, en Alcossebre 780, en Benicàssim 720 y en Vila-real 480. 

Fernando Encinar, jefe de estudios de Idealista, considera que fijar precios máximos del alquiler desde la Administración como se ha intentado hacer en París o Berlín (donde estas medidas han fracasado) no tiene sentido. «Como se ha demostrado en diferentes capitales europeas, el anuncio de medidas coercitivas para limitar el precio lo único que consiguen es reducir el mercado provocando la subida de precios», apunta. La Generalitat fijó en febrero los precios de referencia del alquiler en las 51 zonas de la Comunitat Valenciana donde más ha subido. Los propietarios que respeten el precio máximo fijado por la Conselleria de la Vivienda podrán deducirse hasta un 5 % del tramo autonómico del IRPF con un máximo de 3.000 euros anuales. 

Área metropolitana

Vicente Díez incide en que la única manera efectiva de afrontar el problema es incrementando la oferta de pisos. «En esta crisis de la vivienda han confluido cuatro factores que han formado la tormenta perfecta: las familias no pueden comprar y se ven obligadas a alquilar; los pisos turísticos han trastocado el mercado; muchos extranjeros están comprando; y la mejora económica», afirma el portavoz del Colegio de APIs de Valencia. «La alternativa es alquilar en el área metropolitana. Hay clientes que pueden pagar un alquiler de 400 euros, pero en València no hay. La única opción es alejarse o compartir piso. Es complicado, pero no hay otra solución», añade Vicente Díez.


Potser també t'agrada