Amics del Carme denuncia que 1.000 viviendas se usan como alquiler turístico en el centro de Valencia mientras se estanca su población