La Junta de Distrito de Ciutat Vella pide un plan de inspección de 800 VUTs irregulares para que pasen a alquiler de larga estancia

 

La Junta de Distrito de Ciutat Vella pide al Ayuntamiento un plan de inspección de 800 VUTs irregulares para que pasen a alquiler de larga estancia

La moción quedó pendiente de aprobación porque al vocal de VOX no le había llegado el texto.

Las VUT irregulares son los apartamentos de uso turistico instalados en edificios residenciales, razón por la que no pueden acreditar la compatibilidad urbanística ni, por ello, contar con licencia de actividad. En marzo de 2019 en Ciutat Vella había 1.834 apartamentos turísticos registrados de los que casi un 50% no podrá obtener la licencia de actividad por este motivo. Sólo en la plataforma AirBnB se anuncian 531 apartamentos turísticos sin ni siquiera estar dados de alta en el registro de la Generalitat..

Un plan de inspección sobre estas viviendas supondría un alivio para los vecinos que soportan sus innumerables molestias y que ahora, con el COVID 19 de por medio, son además un factor de inseguridad sanitaria dado el anonimato de quien entra o sale por el patio de tu casa. Pero este plan también podría convertirse en un incentivo para ganar residentes en Ciutat Vella si estas viviendas salieran al mercado del alquiler.

Por este motivo el grupo de trabajo de urbanismo de la Junta de Distrito aprobó, a propuesta de Amics del Carme, tramitar una moción de urgencia en la que se inste al ayuntamiento a llevar a cabo un plan de inspección de viviendas turísticas para identificar los apartamentos irregulares, apartamentos que algunos informes sobre alojamientos turísticos y gentrificación en Valencia cifran en torno a los 800 solo en Ciutat Vella. Promover el cese de su actividad propiciaría su salida al mercado del alquiler como viviendas de larga estancia.

Las razones que avalan la propuesta son de peso, un tercio de las viviendas en Ciutat Vella están vacías, vaya que no hay nadie empadronado en ellas. No todas son apartamentos turísticos, pero sí son un preocupante síntoma de excesiva terciarización que amenaza el carácter residencial del distrito como se afirma en el PLAN ESPECIAL DE DIRECTRICES DE CALIDAD URBANA del propio Ayuntamiento de València. Si a esto unimos que 8 de cada 10 jóvenes menores de 30 años vive en casa de sus padres por no poder hacer frente a los gastos de una vivienda, este plan de inspección es indispensable!

Ver en Castellano


Potser també t'agrada