Mas desahucios en Ciutat Vella

9 familias y 2 negocios del Carmen en peligro de expulsión

El pasado día 18 de mayo las familias de todo un edificio frente al mercado de Mossèn Sorell recibieron en mano una carta a través de la enviada de un fondo de inversiones que los conminaba a abandonar sus casas en 15 días. Si no, llamarían el cuerpo de bomberos para desalojarlos.

El motivo aducido es que comenzaban las obras de rehabilitación del edificio para mejorar la eficiencia energética con nuevos cierres de ventanas y la accesibilidad con la construcción de un ascensor en el hueco de la escalera.

Ni las formas eran las adecuadas en un caso de finalización de contrato inmobiliario, ni los motivos aducidos eran ciertos. Tomás A. M. P., el abogado que enviaba esta carta del fondo inmobiliario resulta que es el mismo que inició el desahucio de 19 familias en dos edificios de la calle del Turia hace sólo unos meses. Parece que es un modus operandi que es de manual: el acoso inmobiliario.

En este edificio de la calle de Sogueros, en pleno barrio del Carmen, vive gente con diversas circunstancias: alguien que hace tres años que llegó, otros que llevan 15 años viviendo en el mismo piso, otros que entraron con 4 años y ahora ya están jubilados, y otros que son descendientes de quien hace cien años ya vivía allí. Cada uno tiene un tipo de contrato de alquiler diferente: los llamados de renta antigua y otros actualizados.

De fondo, hay dos factores importantísimos: uno, que los fondos buitre que realizan estas compras no observan la legalidad vigente y tratan a las personas como números que sólo sirven para dar réditos; y dos, que Ciutat Vella se está despoblando y el proceso de gentrificación galopante que está sufriendo los barrios del centro histórico de Valencia.

La administración municipal hace oídos sordos y no ha abierto la boca al respecto.

La administración auton poco se ha ofrecido para estudiar el caso y hablar con los inquilinos.

Ver en Valenciano


Tal vez también te interese