La asamblea de Amics del Carme decidirá la vuelta de la ZAS del Carmen a los tribunales


A propuesta de la Asociación Vecinal Amics del Carme, a primeros de octubre, se reunió la Mesa de seguimiento de la ZAS del Carmen.

El motivo, el notable aumento de incidentes graves, de molestias por ruido, de incumplimientos de horarios de cierre y de saturación de terrazas en vía pública.  Incidentes que han ido en creciendo conforme avanzaba la desescalada de las restricciones COVID y agravados por una casi total ausencia de Policía Local y por un incumplimiento bastante generalizado de las normas ZAS

El único dato positivo de esta reunión ha sido el compromiso adquirido de colocar un nuevo sonómetro en la calle Calatrava, junto a la plaza del Negrito y otro en la plaza del Tossal

En lugar de informes, listados, datos concretos que nos dieran una idea del volumen y trasfondo del problema, solo nos han ofrecido verbalmente una serie de datos bastante imprecisos sobre inspecciones y denuncias. Por no haber, no había ni el acta de la última reunión.

Por parte de Amics del Carme y de la Federación de AAVV nuestro posicionamiento ha sido claro, lo que está ocurriendo es porque no se está cumpliendo ni una sola de las normas ZAS.

  1. Las mediciones sonométricas realizadas no reflejan la gravedad del ruido ambiente y deben colocarse nuevos sonómetros o bien de forma itinerante como también se ha hecho en alguna ocasión.
  2. No nos consta que se hayan activado medidas de concienciación y sensibilización social tal y como solicitamos hosteleros y vecinos en la pasada reunión
  3. No tenemos conocimiento de que se haya efectuado ninguna revisión de licencias, ni que se haya aplicado medida cautelar en ningún caso, sin embargo, sí hemos denunciado reiteradamente locales que funcionan sin licencia o con una actividad diferente a la concedida sin que se haya adoptado medidas al respecto salvo eternizar procedimientos mientras las actividades continúan.
  4. No tenemos conocimiento de que el Ayuntamiento haya impulsado de oficio ninguna caducidad de licencia, pero sí constatamos que caducidades solicitadas no se tramitan o bien se eterniza su trámite de forma inexplicable
  5. Las charangas y músicos con y sin equipos sonoros son habituales en el ámbito de la ZAS, tenemos constancia de denuncias de residentes, pero ninguna de que se haya procedido a sancionar o a identificar a los causantes de estas molestias.
  6. Constatamos casos concretos de incumplimientos de horarios de cierre o de recogida de terrazas, hechos denunciados por vecinos y con actas de policía que lo confirman, así como locales que ocupan el dominio público sin autorización administrativa. No nos consta que el Ayuntamiento haya adoptado ninguna medida correctora.
    Igualmente es habitual la formación de grupos de personas en los horarios de cierre que siguen bebiendo en la calle o en la puerta del local sin que exista un mayor control policial.
  7. No nos consta que se esté vigilando el cumplimiento del paso de vehículos de no residentes en horario nocturno.

Por el contrario, si hemos observado actuaciones tendentes a favorecer la ocupación abusiva del espacio público, arrancándose bancos de piedra para ampliar terrazas, desatención de las solicitudes de información sobre actividades y licencias e inactividad ante denuncias concretas de abusos cometidos por algunos locales (tanto hoteleros como hosteleros)

En suma, podemos afirmar que el Ayuntamiento no está cumpliendo, en absoluto, con las medidas aprobadas para limitar el ruido ambiente especialmente en horario nocturno.

Amics del Carme debatirá en su próxima asamblea de socios y socias el estado del barrio y la vigencia de la declaración ZAS.

Las propuestas están sobre la mesa, llevar estos incumplimientos ante los tribunales, exigir responsabilidades y endurecer las medidas actuales.

Mientras tanto, Amics del Carme mantendrá su campaña de colocación de pancartas en los balcones y de denuncia pública del abandono municipal.

Ver en Valenciano


Tal vez también te interese