Hagamos posible entre todas una Ciutat Vella abierta y saludable

Con el fin del confinamiento, Amics del Carme abrimos un proceso de discusión y consulta entre los vecinos y vecinas para afrontar la llamada Nueva Normalidad en Ciutat Vella con confianza y seguridad.

Queríamos recabar su punto de vista sobre las medidas que proponemos para hacer posible entre todas y todos una Ciutat Vella abierta y saludable. Y, a partir de aquí, ponerlas sobre la mesa para abrir un diálogo con el resto de partes que confluyen en el barrio: comerciantes, hosteleros, trabajadores, visitantes y turistas y, por supuesto, con el que más se echa en falta, el Ayuntamiento.

La pandemia ha herido la actividad cotidiana de Ciutat Vella. También nos ha dejado enseñanzas que debemos aprovechar para abordar su reconstrucción social y económica así como el bienestar colectivo.

Queremos agradecer la participación de las 147 personas que nos han hecho llegar sus opiniones y sugerencias. Todas ellas han contribuido a enriquecer y matizar el debate, incluidas las no coincidentes o abiertamente contrarias a nuestros planteamientos. En el barrio confluyen muchos usos e intereses, no solo el residencial o el comercial. Se trata de que puedan convivir de manera equilibrada y sostenible. Asegurar que así sea es la función que compete al Ayuntamiento: mediar, establecer y hacer cumplir las normas.

O se crea una dinámica de diálogo y de consenso, o Ciutat Vella no se podrá levantar.

Os resumimos el documento final de propuestas, al que hemos incorporado las modificaciones y las nuevas sugerencias que nos habéis hecho llegar    

1.     Dar prioridad al viandante en el sistema de movilidad

  • Llevar a cabo un control efectivo del tránsito rodado y activar el funcionamiento las cámaras de identificación de vehículos autorizados.
  • Garantizar la fluidez del tráfico simplificando los itinerarios de entrada y salida de vehículos.
  • Controlar el tránsito de patinetes y bicicletas en las calles peatonales.
  • Asegurar el cumplimiento de los horarios de descarga y recogida de mercancías habilitando espacios específicos y accesibles.
  • Crear zonas de aparcamiento exclusivas de residentes.
  1. Garantizar un ancho de paso no inferior al 3 m en todas las calles de manera que las personas puedan desplazarse por ellas seguras y sin obstáculos.
  • Crear itinerarios seguros para los desplazamientos peatonales habituales: colegios, mercados, paradas de autobuses, etc.
  • Dejar siempre libre de obstáculos al menos el 50 % del espacio de paso peatonal y en entornos monumentales ocupar como máximo el 20 % del espacio disponible.
  • Monitorizar los flujos de acceso de personas a Ciutat Vella si se crean concentraciones excesivas de personas que impliquen riesgos para la salud.
  1. Mejorar la calidad de los jardines del barrio en tanto factor íntimamente ligado a la salud.
  • Mantener limpios y accesibles los jardines y plazas, preservándolos como espacios de encuentro y de juego, evitando los setos y vallados que impiden su uso como lugares de esparcimiento.
  1. Realizar la limpieza y la recogida de residuos con medios adecuados y adaptados a Ciutat Vella
  • Baldeos regulares de las calles, especialmente de los puntos que soportan una mayor carga de suciedad.
  • Distribución de los contenedores en islas y habilitación de las rinconadas de solares de difícil edificación para su ubicación.
  • Colocación de urinarios públicos en estos mismos enclaves.
  • Evitar la limpieza y retirada de residuos en horario nocturno, especialmente si se realiza con vehículos ruidosos u obsoletos.
  1. Controlar de manera sistemática la contaminación ambiental
  • Realizar una evaluación e inspección periódica para la reducción de los niveles de emisión sonora, de humos y malos olores provenientes del alcantarillado.
  1. Clausurar la actividad de los apartamentos turísticos ilegales en edificios residenciales
  • Habilitar el registro municipal de acreditaciones de compatibilidad urbanística concedidas a apartamentos turísticos y clausura de aquellos que funcionen de forma encubierta en edificios residenciales.
  1. Construir viviendas en los solares de titularidad pública e impulsar la rehabilitación de edificios en ruinas
  • Priorizar la construcción de vivienda pública en régimen de alquiler y activar las numerosas obras paralizadas.
  1. Mejorar la atención sociosanitaria y a las situaciones de marginalidad.
  • Facilitar medios a los centros de salud para actividades de promoción de la salud entre los vecinos y los comercios mediante la organización de talleres, carteles y hojas informativas potenciando su papel como centros de información y formación en salud pública.
  • Destinar más recursos a prevenir, evitar o paliar los focos de marginación social. 
  1. Aumentar la vigilancia y las labores de inspección y mediación en el cumplimiento de las ordenanzas municipales
  • Mejorar el nivel de cumplimiento de las ordenanzas, especialmente en el espacio público, mediante campañas específicas de sensibilización y sanción de los incumplimientos reiterados.
  1. Asegurar la transparencia y la corresponsabilidad de la Junta de Distrito en el cumplimiento de las medidas sobre salud y para garantizar el consenso entre los diferentes intereses en conflicto
  • La Junta de Distrito es el Ayuntamiento en Ciutat Vella y debe ser el punto de encuentro en el que debatir y acordar soluciones sobre los diferentes intereses en conflicto. El Ayuntamiento debe presidir y facilitar el entendimiento entre los sectores económicos que operan en cada barrio y los residentes.
  • Impulsar desde la Junta de Distrito, con el consenso de todas, un plan para la reactivación económica del barrio que compatibilice su carácter abierto con la salud y seguridad de todas.

Este será el documento que presentaremos en la asamblea del día 30 de junio.


Tal vez también te interese