A Ciutat Vella no le salen las cuentas, le sobran solares y le faltan vecinos


Pronto hará un año de la aprobación del PEP de Ciutat Vella (Plan Especial de Protección) y el panorama urbanístico sigue igual de estancado que cuando comenzó su tramitación allá por el año 2018.

Muchos rincones de los barrios históricos siguen siendo un páramo de ruinas y abandono. De ello dan cuenta un centenar largo de solares y casas en estado ruinoso y 16 unidades de actuación urbanística en un limbo administrativo, en total 30.100 m2 (el equivalente a 4 campos de futbol) que bien podrían alojar a cerca de 1.800 nuevos vecinos.

Si a esto añadimos que mas de un tercio de las viviendas están vacías, que la construcción de todos los edificios de vivienda pública están parados y que aquí el único ladrillo que se mueve es para construir apartamentos turísticos, es evidente que Ciutat Vella se encuentra en un estado muy parecido al del abandono.

Ciutat Vella necesita vecinos o se convertirá irremediablemente en un centro comercial decorado con las ruinas de lo que un día fue si es que el Ayuntamiento no hace algo más ambicioso que adecentar plazas.

Son necesarias medidas urgentes para movilizar los vacíos que hacen inhabitables numerosos rincones en los barrios de Velluters, Mercat, El Carme, La Seu o Xerea. La mera aprobación del PEP, por si sola, no va a activar la actividad urbanística, hace falta politicas específicas 

Algunas propuestas podrían ser:

  • Activar el Registro Municipal de Solares y Edificios en Ruinas (RMSER) y promover expropiaciones si no se construye.
  • Crear una oficina pública de información, asesoramiento y gestión del suelo en Ciutat Vella que contribuya a dinamizar la gestión de los trámites administrativos y la ejecución de plazos en las obras.
  • Promover la construcción de vivienda pública en el suelo de titularidad municipal y, sobre todo, comenzar en 2021, de una vez, las promociones públicas paralizadas.
  • Establecer incentivos a la construcción de vivienda y penalizar los solares

El ambulatorio del Carme otra asignatura pendiente

Uno de los servicios básicos indispensables en un barrio es un buen centro de salud de atención primaria y el actual no cumple con los estándares de calidad exigibles. Sorprende que este tema tampoco figure en la agenda del Ayuntamiento.

Si algo necesita Ciutat Vella para recuperar vecinas y vecinos es un buen ambulatorio de nueva planta y no tanta edificación dotacional que sin residentes arraigados lo único que hace es contribuir a la terciarización.

 

Ver en Valenciano


Tal vez también te interese