Aprobado, por fin, el Observatorio del Ocio y el Turismo

El Ayuntamiento da un primer paso para lo que podría ser un cambio en el modelo turístico en la ciudad

El pasado mes de 30 de julio, la junta de gobierno aprobó la creación del Observatorio del Ocio y el Turismo de la ciudad, dando así cumplimiento a la moción aprobada por unanimidad en febrero de 2018 a propuesta de la FAAVV de València. Al fin una buena noticia!

Resulta inconcebible que la industria del ocio y del turismo tenga el peso tan importante que tiene en la economía de la ciudad, el segundo lugar tras el comercio y servicios, y su actividad se desenvuelva al margen de ordenanzas, generando graves conflictos con la ciudadanía y sea opaco en lo fiscal y en lo laboral. Si tenemos que entendernos con esta economía tan depredadora lo mejor es empezar por poner en claro números y cuentas.

Por poner un ejemplo, a ver si nos entendemos. Según la pagina web del Ayuntamiento de València en la ciudad hay 1.124 apartamentos turísticos, pero según Airbnb solo en esa plataforma serían 6.552, pero según un estudio inédito de Castro Consulting los apartamentos serían 9.643. En qué quedamos? Cómo nos vamos a aclarar si no disponemos de una fuente oficial que dé cuenta de lo que de verdad está pasando con la vivienda o el espacio público.

Qué cálculo de costes, de ratios de ocupación o de impacto en la vivienda cabe hacer con este desbarajuste de datos que evidencian que la mayor parte de la oferta es ilegal?

Contar con un organismo que pueda dar cuenta de los efectos en la ciudad del desembarco diario de miles de personas y de su actividad a lo largo del día, es fundamental si aspiramos sinceramente a una industria turística sostenible y de calidad. Pero el turismo solo puede ser sostenible si es asumible social y ambientalmente, si contribuye al bienestar de los residentes y a la conservación de los recursos naturales.

Ahora que hablamos de reconstrucción social, de nueva normalidad, de recuperar la senda del crecimiento de forma sostenible y saludable es el momento de tomar decisiones que reorienten el modelo turístico.

Felicitamos al Ayuntamiento por este paso, pero hay que más cosas para que la ciudadanía recupere la confianza y la tranquilidad, pero le recodamos que llevamos meses llamando a la puerta del Ayuntamiento de Valencia pidiendo una agenda de cambio para la actividad turística, pidiendo, por ejemplo, que al menos un 10% de lo que se gastan en atraer turistas (solo la Fundación Visit València tiene un presupuesto de 8 millones/año) se invierta en medidas para paliar los efectos más perversos de una industria depredadora en su formato actual.

El propósito es blindar la vivienda de estos vaivenes especulativos, regular la actividad para evitar los conflictos de convivencia, contar con una fuente de datos objetiva y elaborar el mapa que limite los usos turísticos en la ciudad.

Estas son algunas de las propuestas que el movimiento vecinal estamos tratando de hacer llegar al Ayuntamiento, con muy escaso éxito hasta ahora, dicho sea de paso:

  • Impedir la venta de inmuebles de uso residencial para usos hoteleros.
  • Plan de acción contra las VUT ilegales
  • Acuerdo de ciudad sobre el uso equitativo del espacio publico
  • Elaboración del plan de recursos turísticos de la ciudad (PIAT, art. 27 Ley Turismo)

Ver en Castellano


Potser també t'agrada