Transparencia de pago en el Ayuntamiento de Valencia

Sorprende que al preguntar esta asociación de vecinos al Ayuntamiento cuál es el número de quejas, incidentes o denuncias de los vecinos del Carmen sobre la actividad de los apartamentos turísticos que proliferan por el barrio o sobre las denuncias que acumulan determinados locales que abusan del espacio público, nos digan que antes hay que pagar no menos de 30 euros. Es que les da vergüenza que sepamos que hay denuncias que no se tramitan? Qué está pasando en calles como Subida del Toledano o Estamanyería Vella?

Entitats de Ciutat Vella convoquen una campanya per penjar pancartes als balcons contra l’expulsió de veïns i veïnes

Amb aquesta acció volem expressar el malestar del veïnat perquè, els barris del centre històric, i no només del centre, estem patint l’expulsió constant de veïnes i veïns per tres motius principals: el desmesurat augment dels lloguers i la no renovació de contractes; la compra descontrolada d’edificis per a ús […]

La Plaça de Bruges, PORTA D’ENTRADA a Ciutat Vella

Amb el títol La Plaça de Bruges, porta d’entrada a Ciutat Vella, en la presentació dels projectes per a la intervenció a la plaça de Bruges, Amics del Carme va llegir el manifest que pel seu interès reproduïm.

Seguim insistint: La interveción prevista a la parcel·la contigua a la plaça de Bruges a més d’alterar la trama medieval, és un pas més en la turistificació de barri i encara som a temps de revisar el planejament

Decadència i colp de gràcia a Velluters

Als peus de l’església de sant Joan del Mercat, i entre els carrers de santa Teresa i Boatella, es troba una àrea urbana d’un marcat caràcter medieval. És una macroilla amb una trama urbana consolidada, compacta i històrica, afectada per la coneguda UE4 des de 1992, però ara en mans […]

Diario I. -¿Estás aquí para ayudar?

¿Estás aquí para ayudar? Cuando le digo que sí, saca el móvil para mostrarme lo que están viviendo.

¿Lo puedes ver? Ruido durante todo el fin de semana. En la Plaza de la Reina hay música a todas horas. He llamado tres veces a la policía. Al final me da la sensación que soy la única que está llamando y temo que piensen que no sé hacer otra cosa que quejarme.

Diario II – ¡La gente está que trina!

Tengo los nervios destrozados.

Aprieta fuerte su móvil y su mano está temblando. Me pregunto lo que significa el móvil para ella. Lo saca, muestra las fotos, los vídeos, comparte escenas de su vida diaria a través de él. Este móvil es como un testigo que graba, en parte, la causa de su malestar.

Diario III – ¿Y quién eres tú?

“¿Y quién eres tú?” La tensión aumenta y se crea un murmullo entre los participantes de la mesa.

Cuando una vecina dice que tenía una reunión con la policía por la mañana en la que le han dicho que tienen la orden de ser laxos con los turistas, varias personas empiezan a alzar la voz. “A respetar el orden de hablar” – Lluís intenta tranquilizar a la gente.

Diario V – ¡Estamos contra la expulsión de vecinos!

La gente se está defendiendo, luchando contra la expulsión de vecinos del barrio causada por el modelo de turismo que se lleva a cabo en la ciudad.

No estamos contra el turismo, estamos contra la gentrificación, contra la expulsión de vecinos. – Está hablando un miembro de Entrebarris.

En los lugares donde viven vecinos en peligro o donde ya han sido expulsados paramos y se colocan carteles en las paredes.

Diario VI – Queremos poner soluciones.

Cuando el diputado del PP pregunta si la Federación de Asociacines de Vecinos se ha reunido con responsables de la política turística y si se les ha hecho caso, María José Broseta nos mira y sonríe, si fuera así no estaríamos hoy aquí defendiendo estas propuestas.

“Nosotros no queremos ninguna ZAS. No la queremos pero queremos soluciones. […]