Diario IV – Los vecinos no somos rentables.

Los vecinos no somos rentables.

Reunión en la sede de Amics/Noviembre 2017

Estamos en noviembre y poco a poco está llegando el invierno a la ciudad de Valencia. Un lunes a las 7 ya está oscureciendo y las calles están vacías.

Entro en la sede y poco después entra también un grupo de estudiantes del tercer grado de turismo de la Universidad de Valencia. Quieren informarse sobre la historia y las actividades de Amics del Carme.

Lluís“¿Habéis mirado la página web?” Estudiantes. “No, es que […]” Silencio acompañado de una mirada crítica.

Preguntan, entre otras cosas, por los objetivos de la asociación, por los problemas del barrio y por su evolución.

Lluís “Queremos defender el carácter residencial del barrio. Los principales problemas son los solares, el ruido, la suciedad, la sobreexplotación de la vía pública […]. El Ayuntamiento debe cumplir con sus propias normas.”

Los estudiantes siguen con la lista de preguntas que han preparado.

Toni. “En el Carmen hay 14 Fallas que tienen más de 100 años. Aquí nació Valencia y siempre había un gran sentimiento de pertenencia. Hoy en día, los vecinos no se sienten protegidos, no están cómodos en el barrio.”

José. “El turismo no es una actividad neutral. Cambia el entorno. Los turistas son los protagonistas de ese espectáculo y vienen a verse a si mismos.” No estoy segura de haber entendido bien a José. Conozco a gente que está en búsqueda de lugares donde no se puede encontrar con muchos turistas para poder ‘vivir la experiencia auténtica’.  Miro a los estudiantes. Parecen un poco confundidos.“¿Y qué se puede hacer contra el turismo de masas?”

José alza mínimamente la voz.

Hay preguntas que ofenden. Es irónico que estudiantes de Turismo nos pregunten por lo que se puede hacer. Tenéis que planificar el turismo de una manera verdaderamente sostenible […]

El grupo asiente con la cabeza.

A continuación, Lluís explica que lo que hace Amics del Carme es “interpretar lo que dicen y sienten los vecinos, darle forma, canalizarlo”, y que lo deseable sería que desde el Ayuntamiento “nos escucharan y dieran soluciones. Nos gustaría tener más poder contractual.”

Mientras los escucho, me pregunto qué es lo que opinan mis compañeros y compañeras de carrera de todo eso. Yo me quedo impresionada cuando oigo que “esto se va a convertir en un decorado.”, o que “los turistas desnaturalizan el objetivo que están mirando

Les miro escuchar, les oigo preguntar y escucho sus opiniones. A la vez me pregunto si me gustaría que estuvieran más conmovidos, más entusiasmados, simplemente más.

Cuando Toni dice Los vecinos no somos rentables.”, me parece un resumen del discurso, el origen de los problemas del barrio y el problema de cómo se plantea el turismo en muchos lugares.

Potser també t'agrada