Diario III – ¿Y quién eres tú?

¿Y quién eres tú?

Asamblea de vecinas y vecinos/Noviembre 2017

Entro en la sala y veo a aproximadamente 50 vecinas y vecinos sentados alrededor de una mesa grande. Estamos en el Colegio Mayor Rector Peset. La asamblea empieza con un resumen de Toni sobre los últimos acontecimientos de la asociación y del barrio y las gestiones llevadas a cabo. Entre otras cosas, resalta la mayor colaboración entre las asociaciones de vecinos, comenta la campaña del Andami Indultat con la colocación de pancartas, y la mesa redonda organizada en el Ateneo bajo el lema “ruidos que matan la ciudad“. Sobre el Ayuntamiento, valora que parece que “cambian el discurso aunque los hechos todavía no cambian”.

Mientras estoy ojeando el ambiente, mi mirada se cruza con la de una mujer. Se le ve muy concentrada y sus ojos reflejan curiosidad y cuidado. Parece muy inteligente.

La policía local dice que somos demasiado críticos. La nueva ley de turismo no menciona ni con una palabra los apartamentos turísticos ni el gran impacto que tiene sobre la vida de los residentes en Ciutat Vella. Le pedimos reuniones a los políticos pero no quieren” sigue diciendo Toni.

La participación ciudadana es un fenómeno bastante desconocido. La gente se hunde en la miseria.”, se le oye decir a una vecina mayor. Su discurso es enérgico y en la sala se la escucha con atención.

Cuando se menciona el tema de la movilidad en el barrio, se alzan más voces. “Los grupos de turistas van en masa por lo que no se puede pasar.”, ‘La calle Quart es la vuelta al infinito.”, y “Han conseguido que estemos todos enfadados con los turistas.”, son unas de las opiniones que se expresan.

Un señor mayor que acudió hace tres semanas a la sede dels Amics pregunta: “¿Serán capaces los políticos de solucionar el problema de las bicis? No son capaces.” La última vez que le vi al vecino parecía tranquilo y de buen humor. Hoy se le ve más alterado, más indignado.

Un hombre que está sentado a mi derecha quiere hablar. Va vestido con un traje azul y se está liando un cigarrillo. Desde su punto de vista “los políticos hacen lo que pueden.” Al decirlo, varias cabezas se giran y le miran. “¿Y quién eres tú?” La tensión aumenta y se crea un murmullo entre los participantes de la mesa. Cuando una vecina dice que tenía una reunión con la policía por la mañana en la que le han dicho que tienen la orden de ser laxos con los turistas, varias personas empiezan a alzar la voz. “A respetar el orden de hablar” – Lluís intenta tranquilizar a la gente.

Mientras escucho a los vecinos me viene a la cabeza haber leido por algún sitio que el turismo tiene como objetivo la mejora de la calidad de vida de los residentes, en teoría. Desafortunadamente me parece una referencia retórica, pues las personas que están hoy en esta sala tienen la sensación de estar afectadas y limitadas por la actividad turística.

Al concluir, Maite cita a Roosevelt diciendo que “ahora que se sabe lo que se quiere habrá que ir a por ello”. Algunos que están de acuerdo empiezan a vocear. “¡Deberíamos ir una tarde a ocupar las mesas de un bar y pedirnos sólo un café en toda la tarde!” La propuesta del hombre del traje azul tiene resonancia entre els Amics. El ambiente se calienta. “No queremos que Valencia se convierta en guirilandia.” O “Valencia no es una plataforma para negocios multinacionales.“, son algunas de las frases que me acompañan al salir de la asamblea.

Potser també t'agrada